0 elementos

Seguramente la Luger es el arma ligera más asociada al nazismo. Aunque su fabricación y venta fue muy anterior al ascenso de Adolf Hitler. Es también una de las más buscadas en los mercados de coleccionistas, y lo más sorprendente es que algunos modelos, con más de un siglo, siguen funcionando a la perfección. Fue, en cierto sentido, un arma innovadora. Tanto por su tecnología como por su diseño, y de una estética muy particular.

Su nombre real era Parabellum o Parabellum-Pistole. Su diseño lo patentó Georg Luger en 1898, y comenzó a producirse en la fábrica alemana de armas Deutsche Waffen und Munitionsfabriken (DWM) a partir del año 1900.

Se diseñó para emplear una corredera interna articulada, al contrario de las correderas externas de casi cualquier otra pistola semiautomática. El sistema permitía un control cómodo del retroceso del arma cuando se disparaba, lo que le añadía fiabilidad en el tiro.

Aunque sus primeros modelos fueron fabricados en calibre 7,65 mm, su modelo de 1908, conocido como P08, ganó fama por ser la pistola para la cual se desarrolló el cartucho 9 x 19 Parabellum. La utilizaron los ejércitos alemanes en la I y II Guerra Mundial, y dejó de fabricarse en 1942. Otros ejércitos como el suizo o el boliviano también las incorporaron, pero fue en Alemania donde formó parte de las cartucheras de los oficiales.

Más detalles sobre esta legendaria y elegante arma

luger-soldado

La clásica pistola Luger pesaba aproximadamente un 1 kilo (850 gramos descargada) y tenía un cargador extraíble de 8 cartuchos. Aunque también, con un modelo de cañón un poco más largo, podía usar un tambor en forma de caracol de 32 cartuchos cuando se usaba en forma de carabina.

Si bien fue el arma auxiliar oficial del Ejército Imperial alemán, tuvo su verdadero bautismo de fuego durante la Gran Guerra. En este momento se entregó a los oficiales y suboficiales; según los soldados era ideal para el combate a corta distancia.

Después de la Primera Guerra Mundial, la fábrica de armas alemana DWM cedió los planos y patentes de la pistola Luger a la Waffen Fabrik Mauser AG. Esta última comenzó a fabricarlas durante la República de Weimar, en el periodo alemán de entreguerras.

La fábrica de armas Mauser comenzó a producirla hasta 1943. En la década del 30 las autoridades nazis comenzaron a producir también la pistola Walther P38. Esta última era de calibre 9 mm y desarrollada como la pistola estándar de la Wehrmacht a inicios de la Segunda Guerra Mundial. Además, se transformaría en la primera pistola con recámara acerrojada que empleó un gatillo de doble acción.

La intención de los nazis era reemplazar a la Luger P08, cuyo cese de producción se programó para 1942. Las razones para ello eran su alto costo y a que la Luger, una verdadera obra maestra de la ingeniería bélica debido a su preciso mecanismo, era vulnerable y poco confiable en ambientes de mucha arena, lodo y tierra.

 

La Luger durante la II Guerra Mundial

luger-3

Durante la 2ª Guerra Mundial la pistola Luger fue aclamada por la precisión de su disparo y la gran comodidad para sus usuarios. Las Waffen SS, el cuerpo de combate de élite de las Schutzstaffel o SS, tuvieron acceso a grandes lotes de estas de pistolas, ya que en un principio no tenían permiso para armarse con material del ejército regular.

La Luger se convirtió en un arma muy apreciada por los soldados aliados (norteamericanos, ingleses, franceses y canadienses). Estos, después de cada combate contra los alemanes, solían registrar las pertenencias de los soldados germanos caídos, buscando una pistola Luger como trofeo de guerra. De ese modo, miles de pistolas Luger fueron llevadas por los soldados norteamericanos a sus hogares y muchas continuaron circulando en el mercado de armas de colección hasta el día de hoy.

El Coronel David Hackworth, un famoso militar americano condecorado tanto en la Guerra de Corea como en la Guerra de Vietnam, relató en sus memorias que la pistola Luger Parabellum aún era un arma auxiliar muy buscada en la Guerra de Vietnam.

De la caída del Tercer Reich a hoy en día

Después de la derrota de los nazis y de la caída del Tercer Reich, su producción se reinició en 1945 bajo la supervisión aliada. De hecho, se utilizó regularmente por la Volkspolizei germano-oriental de Alemania del Este en la postguerra. A partir de ese período, la Luger se destinó a nuevos mercados, que incluían países como Francia, Austria, Bulgaria, Japón, Finlandia, Georgia, Grecia, Irán, Luxemburgo, Italia, Líbano, Corea, Noruega, Portugal, España, Países Bajos, Lituania, Nueva Zelanda, Rusia, Suecia, Suiza, Turquía, Yugoslavia, Bolivia, Brasil y República Dominicana.

En 1986 la fábrica de armas Mauser anunció públicamente el fin de la producción de la histórica pistola Luger Parabellum. Una de las armas más famosas y legendarias de la historia debido a su estilizado diseño y elegancia y a que era una pistola perfectamente balanceada y agradable de disparar.

Aunque hoy, en comparación con las pistolas modernas, se encuentra obsoleta en varios aspectos técnicos, se la considera una de las pistolas más icónicas y célebres de la historia. Además, es un arma muy buscada por coleccionistas, tanto por su estilizado diseño como por su conexión con la Alemania Imperial y la Alemania Nazi.

En la actualidad se la conoce como un símbolo inequívoco de las Fuerzas Armadas Alemanas durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

En Acorazado Bismarck disponemos de varias réplicas de alta calidad de este arma. Puedes verlas aquí.

luger-en-serie-tv

Acorazado Bismarck
Abrir chat

Si continúa navegando o pulsa el botón "ACEPTAR" consideraremos que acepta todo su uso. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar